Aprende a leer las etiquetas de los alimentos procesados

Publicado por Ana Junquera en

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cómo leer las etiquetas de los alimentos procesados

leer las etiquetas de los alimentos

Guía básica para aprender a leer las etiquetas de los alimentos procesados

La alimentación es uno de los factores que determina nuestro nivel de energía, y aprender a leer las etiquetas de los alimentos es fundamental para comer con inteligencia y poder hacer frente a nuestros retos profesionales y personales. 

Además, puede abrirnos los ojos y cambiar una idea errónea acerca de un producto que creíamos saludable pero que, tras leer la información nutricional, descubrimos que no lo es tanto.

El riesgo de consumir ultraprocesados

¿Sabías que los productos frescos suponen solo el 45% de nuestra cesta de la compra? Los alimentos procesados son aquellos que han sufrido algún tipo de transformación respecto a su estado inicial, y los ultraprocesados, los que se elaboran en su mayoría a partir de ingredientes industriales.

Un estudio llevado a cabo por investigadores españoles, reveló que consumir alimentos ultraprocesados en más de cuatro comidas diarias, eleva el riesgo de muerte un 62%.

¿Qué debemos mirar en una etiqueta?

Además de prestar atención al origen o procedencia del producto, a su fecha de vencimiento o caducidad y al listado de ingredientes (ordenados de mayor a menor peso en la composición del producto), ten en cuenta:

  1. El tamaño de una porción y el nº de porciones por paquete. El tamaño de la porción es una recomendación marcada por el fabricante, y no siempre es lo que consumimos. Por ejemplo, en productos como las patatas fritas, seguramente consumas más de una ración.
  2. El valor energético (las calorías).  Fíjate en las calorías por ración y por cada 100 gramos, y ten en cuenta que, de media, se recomienda consumir 2.000 calorías al día.
  3. Grasas. Las etiquetas indican el aporte en total, e individualizado por grasas saturadas o insaturadas. Por lo general, cuantas más grasas saturadas tenga el alimento, menos saludable será.
  4. Hidratos de carbono. Se detallan cuántos del total de los hidratos son azúcares. Evita los productos donde el azúcar aparezca entre los 5 primeros ingredientes.
  5. Fibra. El aporte de fibra repercute en la saciedad que experimentamos al consumir un alimento. A la hora de escoger un producto u otro, ten en cuenta que se recomienda consumir alrededor de 30 gramos de fibra al día.
  6. Sodio/sal. Presta especial atención si padeces problemas cardiovasculares o hipertensión. Por regla general, escoge alimentos con menos de 200 mg de sodio por cada 100 gramos.

Estas 2 aplicaciones te lo ponen más fácil

  • Yuka: escanea los productos alimentarios para descifrar su composición y evaluar sus efectos sobre la salud. A través de un código de colores, te indica si el producto es excelente, bueno, mediocre o malo. 
  • MyRealFood: busca los productos en la base de datos o escanea el código de barras para conocer su calidad nutricional. La aplicación analiza la lista de ingredientes y la información nutricional, y te ayuda a conseguir una alimentación saludable.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap